loader

SEXTO VIAJE. Anatolia y establecimiento en Damasco

Ibn Arabi vuelve a ponerse en camino en 1216.

Parte de La Meca hacia Anatolia, donde permanece seis años, salvo dos visitas a Alepo en 1220 y 1221. En Malatya asume nuevas obligaciones familiares. Al fallecer su amigo Yusuf al-Rumi, al que había conocido durante su primera estancia en La Meca, contrae matrimonio con su viuda y se hace cargo de su hijo Sadr al-Din al-Qunawi, el cual llega a ser, con el tiempo, su principal discípulo y el mayor difusor de su obra. La intervención de al-Qunawi, además, consolida el vínculo entre el sufismo andalusí y los grandes maestros del sufismo oriental.

1221 es un año de sentimientos contrapuestos para Ibn Arabi: nace su segundo hijo, Muhammad Sa’d al-Din y fallece su inseparable compañero de viajes, el abisinio Badr al-Habashi.

Estos hechos, sumados a la estabilidad política en Siria, le hacen tomar la decisión de establecerse en Damasco, en 1223, junto con algunos de sus discípulos.

Salvo una breve visita a Alepo en 1231, Ibn Arabi reside en Damasco, donde la familia de los Banu Zaki le brinda la suficiente protección para poder seguir con su labor de enseñanza del sufismo. Es, precisamente, en la casa de uno de ellos donde Ibn Arabi fallece en 1240, siendo enterrado en el mausoleo de la familia.

  • sexto viaje

...

Las rutas de Ibn Arabi