loader

Ruta 1. Cieza

Cieza se encuentra en un valle atravesado por el río Segura y regado por numerosos canales y acequias.

De importante tradición agrícola, la ciudad es reconocida internacionalmente por la excelente calidad de sus frutas, destacando entre ellas el melocotón.

Su emplazamiento geográfico y su buen clima han influido en el establecimiento de diversos pueblos desde época prehistórica. Son numerosos los abrigos y cuevas que conservan pinturas rupestres en sus alrededores.

Las primeras referencias a la ocupación de Cieza por los musulmanes se datan en el siglo X, cuando los habitantes de la zona vivían en alquerías.
Lo más destacado de la llegada musulmana a Cieza es el nacimiento de la ciudad de Madina Siyâsa que, asentada en el Cerro del Castillo, en la Sierra del Oro, constituye uno de los mejores yacimientos urbanos de época árabe.
A mediados del siglo XIII se produce la revolución mudéjar contra los castellanos, que será reprimida por Jaime I y que provocará el declive de Medina Siyâsa y el florecimiento de la Cieza cristiana en el valle.

Alfonso X El Sabio la repoblará después con cristianos y la entregará a la Orden de Santiago.

A mediados del siglo XV Cieza es atacada brutalmente por el rey de Granada. Los ciezanos que aguardaban en el puente fueron aniquilados. Este trágico acontecimiento es el que dio lugar al lema que figura en el escudo de la ciudad: ‘Por pasar la puente nos dieron la muerte’.
Tras la toma de Granada por los Reyes Católicos, Cieza fue liberada e incorporada más tarde a la Corona. Los moriscos serán expulsados posteriormente.

En el siglo XVIII, el rey Felipe V, en agradecimiento por el apoyo para su acceso al trono, le concede el título de ‘Muy noble y muy leal’, así como como algunos privilegios económicos que favorecerán su desarrollo.

Tras una depresión provocada por el saqueo de las tropas francesas a principios del siglo XIX, Cieza introduce las norias en su sistema de riego, lo que hará que la economía comience a recuperarse. En la segunda mitad del siglo se desarrolla, además, la industria del esparto.

Ya en el siglo XX las industrias derivadas del esparto sufren una decadencia por la incorporación al mercado de las fibras artificiales, lo que provocará la emigración a Cataluña y Francia.

Actualmente su desarrollo industrial, junto con la agricultura, han recuperado su economía y la actividad cultural es foco de atracción para visitantes.

Además de la Semana Santa, son conocidas las Fiestas de San Bartolomé, que se celebran entre el 24 y el 31 de agosto.

Para conocer más:
Ayuntamiento de Cieza

© Fotografía: www.regmurcia.com

 

Patrimonio conservado de la época de Ibn Arabi

¬ Castillo de Cieza
¬ Despoblado de Siyâsa

 

  • Cieza-vista-general

...

Las rutas de Ibn Arabi