loader

Ruta 9. Egipto. Alejandría

“La hipótesis más verosímil es, pues, que el viaje fue relativamente corto y se hizo, en consecuencia, en uno de esos barcos que, en aquella época, cabotaban próximos a la costa mediterránea, entre Ifriqiya y Alejandría” Claude Addas: Ibn Arabi o la búsqueda del Azufre Rojo.

Es la segunda ciudad más grande de Egipto, después de El Cairo, y se suelen referir a ella como La Perla del Mediterráneo.

Su situación en el delta del río Nilo, al norte del país, ha hecho de ella una ciudad cosmopolita, cuyo ambiente es más mediterráneo que oriental.

A lo largo de su historia diversas potencias coloniales fueron tejiendo la trama de la ciudad.

Fundada por Alejandro Magno en 331 antes de Cristo, se convirtió en la capital del Egipto greco-romano. Fue un centro de aprendizaje del mundo antiguo, lo que la convirtió en un referente que asoció su legendario faro, que fue una de las Siete Maravillas, con la luz de la cultura. Tuvo la biblioteca más grande del mundo, con más de 900.000 manuscritos en sus fondos.

Alejandría fue decayendo poco a poco, y cuando Napoleón desembarcó en ella solo encontró un pueblo de pescadores poco poblado.

Aunque fue reconstruida en el siglo XIX, a finales de ese mismo siglo la flota británica bombardeó el puerto provocando un gran incendio en la ciudad que además sufrió el expolio de sus ruinas.

Desde entonces Alejandría empezó su reconstrucción poco a poco y comenzó una expansión comercial y marítima.

Aunque es relativamente escaso el patrimonio que ha llegado a nuestros días, algunos elementos de la antigua ciudad sobreviven, como sus principales calles y el puerto, que se combinan con transformaciones que van definiendo y dirigiendo su crecimiento urbano.

Está dividida en seis distritos y refleja los problemas a los que se enfrenta la mayoría de las ciudades en desarrollo, con fuertes contrastes entre la infraestructura heredada y la moderna arquitectura.

Generaciones de inmigrantes procedentes de Grecia, Italia y el Levante se han ido estableciendo en ella y han hecho de la ciudad un sinónimo de comercio, interculturalidad y vida bohemia.

Escritores como el novelista británico E. M. Forster, el poeta griego Konstantin Kavafis o el escritor Laurence Durrell la han inmortalizado en sus obras.

Para conocer más:
Egipto. Donde todo comienza y Touregypt

© Fotografía: Philippe Saad, 2004.
Cortesía de MIT Libraries, Aga Khan Visual Archive

 

  • ALEJANDRIA_INA0344

...

Las rutas de Ibn Arabi