loader

Ruta 3. Cehegín

Cehegín es un municipio situado en el noroeste de la región.

Sus canteras, el cultivo de frutales y el turismo, son sus principales recursos.

Su historia se remonta al siglo VIII, con la conquista musulmana, aunque la cercana ciudad de Begastri había sido poblada anteriormente.

Cuando la tribu de los zenehegíes llega a la zona decide instalarse en el denominado Cabezo del Puntarrón. Poco a poco, los pobladores de Begastri se fueron desplazando a la nueva ciudad.

En el siglo XIII, una vez conquistada por Castilla y superada la revuelta mudéjar, fue donada por Alfonso X, junto con Bullas y Caravaca, a la Orden del Temple.

La represión impuesta después hizo huir a los habitantes musulmanes, que eran mayoría, lo que hizo que Cehegín quedara prácticamente despoblada y motivó que fuera anexionada como aldea a Caravaca de la Cruz hasta 1344. A partir de entonces empieza a tener una población que irá aumentando progresivamente.

La derrota de los musulmanes en 1492 será detonante para una auténtica explosión demográfica que alcanzará los cinco mil habitantes a finales del siglo XVI. La ciudad crece extramuros y se construyen edificios de envergadura, la mayoría de carácter religioso.

La pérdida de la aldea de Bullas, en el siglo XVII, hizo que disminuyera de nuevo su población. Pero el siglo posterior será de crecimiento otra vez. Superada la Guerra de Sucesión la población aumenta hasta los siete mil habitantes, un crecimiento favorecido por la conversión de terrenos hasta entonces yermos, en tierras de cultivo. Se construirán además otros edificios importantes del ámbito civil.

En siglo XIX, Cehegín acusó, como el resto de las poblaciones de la región, las consecuencias de la Guerra de la Independencia y de las diversas epidemias. Sin embargo, la posterior desamortización, el florecimiento de la industria del esparto y el cáñamo y la exportación de mineral de hierro le proporcionaron una buena posición económica.

La primera mitad del siglo XX no fue propicia: la crisis sufrida por Alemania y otros países importadores del mineral de hierro y la aparición de las fibras sintéticas en detrimento de la industria alpargatera, supusieron un duro revés para la economía ceheginera.

Actualmente sus canteras, el resurgir del cultivo del frutal y el empuje de la industria conservera, junto a un fomento del turismo como motor económico y la recuperación de su viejo casco histórico, han puesto a Cehegín entre las ciudades con más atractivo de la región.

Además de su Semana Santa, que se data desde el siglo XVI, destacan las Fiestas Patronales en Honor a la Virgen de las Maravillas, que se celebran en septiembre y para las que se organizan numerosas actividades.

Para conocer más:
Región de Murcia Digital

© Fotografía: www.regmurcia.com

 

Patrimonio conservado de la época de Ibn Arabi

¬ Restos del Castillo de Alquipir
  • Cehegin

...

Las rutas de Ibn Arabi