loader

Ruta 3. Caravaca de la Cruz

Caravaca de la Cruz pertenece a la comarca murciana del noroeste.

Aunque con anterioridad hubo en la zona algunos asentamientos, las primeras referencias a Caravaca aparecen en el siglo XI.

Cuando estaba bajo la dominación de los almohades es cuando se produce el hecho milagroso de la aparición de la Cruz que, cuenta la tradición, la bajaron dos ángeles del cielo. Este acontecimiento se dice que provocó la conversión al cristianismo de los habitantes de la ciudad.

A mediados del siglo XIII es cuando se firma el Tratado de Alcaraz con el rey cristiano Fernando III. Los musulmanes ven así reconocidos determinados derechos pero a cambio deben pagar rentas y ceder el castillo, que le fue entregado a un caballero aragonés como pago por sus servicios a la corona. Cuando dos décadas más tarde se produce la sublevación mudéjar, los musulmanes murcianos pierden todos sus derechos y la villa de Caravaca es entregada a la Orden del Temple. Pero esta orden se disuelve y entonces Caravaca pasará a la Orden de Santiago.

Posteriormente tendrá una época de despoblación hasta que, una vez que acaba la guerra contra el reino de Granada, se convierte en un buen sitio para vivir, con abundantes tierras para pastos en las que se criaban ganados y una rica agricultura.

La población aumentó en el siglo XVI y algunas órdenes religiosas se asentaron en Caravaca atraídas por la reliquia de la Vera Cruz. Este crecimiento seguirá durante los siglos posteriores.

En el XVII se comienza a construir el santuario y el XVIII verá crecer en la villa sus edificios más importantes en los que se desplegará un extenso programa artístico.

Los diferentes episodios de confrontación del siglo XIX , las desamortizaciones por las que los bienes eclesiásticos pasaban a manos del Estado, y las epidemias, no fueron obstáculo para que Caravaca siguiera un proceso de crecimiento. En 1849 se le concede el título de ciudad.

Actualmente, Caravaca de la Cruz posee modernas infraestructuras y las visitas a su santuario suponen un recurso turístico importante.

En 1998 el Vaticano le concedió el Año Santo a Perpetuidad  a celebrar cada siete años. Esto hace que Caravaca de la Cruz sea una de las cinco ciudades santas del mundo, junto con Roma, Jerusalén, Santiago de Compostela y Santo Toribio de Liébana.

Entre sus fiestas destaca la Semana Santa que se celebra desde el siglo XVI y, en la pedanía de Barranda, el último domingo de enero tiene lugar la Fiesta de las Cuadrillas, que saca a la calle el folclore de la zona.

Para conocer más:
Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz

© Fotografía: Ignacio Benedicto

 

Patrimonio conservado o relacionado con la época de Ibn Arabi

¬ Castillo de Caravaca de la Cruz
¬ Castillo de los Poyos
¬ Fiestas de la Santísima y Vera Cruz de Caravaca, Moros y Cristianos y Caballos del Vino
¬ Museo de la Santísima y Vera Cruz
¬ Torre Mata

 

 

  • caravaca

...

Las rutas de Ibn Arabi